3 de febrero de 2014

Ignorantes everywhere

Hoy, pseudofelizmente, como de costumbre, me dirigía a una entrevista de trabajo. Según me habían dicho por teléfono, se trabaja de un puesto de captador de socios a media jornada. Hasta ahí todo OK.

Llego a la entrevista y el hombre explica las condiciones laborales, el tipo de trabajo, el horario, el sueldo, etc. También explica el proyecto: recaudar fondos para una misión de los dominicos en el Amazonas. A continuación ha ido mirando los currículos de todos los que habíamos ido a la entrevista (una entrevista grupal, por supuesto) e iba preguntando la experiencia, si nos veíamos en el puesto y todas esas cosas en las que te tienes que vender lo mejor posible si quieres tener una mínima oportunidad. Cuando ha llegado a mi currículo, me ha hecho las preguntas generales y al leer "Grado en Estudios Semíticos e Islámicos" le ha cambiado la cara. Así de repente y casualmente le ha dado por explicar que se trata de una orden dominica, que es religiosa, pero que no pasa nada, que aunque fuera islámica sería lo mismo, pero que hay que decir a los socios potenciales que se trata de una orden dominica. Ha preguntado si alguien tendría algo en contra de esto (aunque me ha mirado sólo a mi). No parecía hacerme mucho caso al decir que no tenía nada en contra -evidentemente-, y ha seguido mirando currículos y preguntando. Al repasar los currículos una segunda vez, se ha vuelto a detener en el mío (que no me ha sido difícil reconocer porque era el único impreso a color) y ha seguido soltando perlitas: "También trabajamos con proyectos no religiosos y ONG, ahora también tenemos un proyecto en Palestina..." como diciendo: "tú que estudias esto islámico, no nos vayas a poner una bomba: fíjate que también ayudamos a los tuyos". Y ha seguido haciendo digresiones religiosas y aleatorias cada vez que se dirigía a mí.

Después ha echado a dos chicos de la entrevista, diciendo que les llamaría esta tarde o mañana. A tres chicas les ha dicho que se queden, que les iba a explicar la jornada de formación de mañana y a mi me ha dicho que tenia dudas, que sería mejor llamarme para un proyecto no religioso.

Así que nada, parece ser que si eres atea y estudias otras culturas te inmunizas contra otras. De todos modos, sabiendo la ignorancia del que debía contratarme y el paupérrimo sueldo que iba a percibir, casi prefiero que sigua con las dudas y no me llame. Claro, que si ya había leído mi currículo antes de llamarme (porque espero/supongo que lo habrá hecho), ha tenido que ver mis estudios. Por que mi currículo de ayer a hoy no ha cambiado. Y si lo ha leído y ha visto los estudios y le daba "yuyu" contratarme por eso, que no me llame para hacerme una entrevista que sólo me va a servir para perder el tiempo.

Para concluir solo decir que aunque me gustaría colgar aquí el nombre de la empresa para la cual trabaja este ser repudiable e ignorante, no lo voy a hacer porque tengo la esperanza de que sea el único retrasado de la empresa. Con esta indignación me despido, un abrazo, espero que vuestras entrevistas de trabajo no sean tan vomitivas como la mía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario