Le pregunta un hombre a otro.
- ¿Sabe dónde queda la calle Campana?
- No, pero me suena.